Almacenamiento en la nube privada

Almacenamiento en la nube privado
Almacenamiento en la nube privado

El almacenamiento en la nube es una realidad global, son muchos los usuarios y organizaciones que están gestionando sus archivos en distintos servidores en todo el mundo, pero la mayoría de ellos son de tipo público; sin embargo, otras organizaciones y empresas requieren de otra modalidad, como la nube privada.

Cuando hablamos de nube pública o privada nos referimos a algo que va más allá de los costes del servicio propiamente, hablamos más bien de la capacidad que tiene el usuario de controlar el servicio directamente o no. Si bien es cierto, que la nube pública y privada ofrecen casi los mismos beneficios, no ofrecen el mismo nivel de control.

Hablamos entonces que hay un factor que incide decisivamente en la elección de una nube privada para las organizaciones y es la adecuación del servicio, lo que en una nube pública se puede hacer con mayores restricciones. Veamos entonces que nos ofrece una nube privada y cuáles son sus potencialidades como servicio y plataforma.

¿Qué es una nube privada?

La nube privada es una plataforma de almacenamiento basada en la nube, es decir, utiliza una infraestructura tecnológica para el alojamiento de los datos y el Internet como medio de conexión; solo que está dirigido a una organización en particular, siendo un servicio cerrado y exclusivo.

Las nubes privadas son construidas y sostenidas por las empresas que requieren de su propio servicio de alojamiento e intentan minimizar el riesgo de seguridad de sus datos al poder controlar el acceso de los usuarios a la infraestructura; situación que no ocurre en las nubes públicas, donde el recurso de hardware es compartidos por varios usuarios.

🥇 ¿Por qué utilizar una Nube Privada?

Algunas organizaciones ya sea por su modelo de trabajo o la calidad de sus datos e información, requieren de exclusividad, por lo tanto no les resulta conveniente compartir hardware tan vital como los discos y la memoria. Al elegir utilizar una nube privada lo que se busca es control sobre la disposición tanto de los medios de hardware como de los datos propiamente y también en los usuarios que tendrán acceso a la misma, con lo cual no están a merced de un proveedor externo de servicios que maneja sus propias políticas.

Se utilizan nubes privadas para poder ejercer políticas propias de uso y seguridad, minimizando los riesgos, fallos de seguridad, intrusos informáticos y ciberdelincuencia, pero a su vez permitiendo la movilidad de los usuarios de la organización que requieren acceso a los datos desde cualquier lugar del mundo.

🥇 Ventajas de una nube libre, privada y segura

El modelo de nube privada se adecua perfectamente al cliente, permitiendo la inversión exacta del recurso de hardware para su situación en concreto.

Las medidas de seguridad son más confiables ya que la nube pertenece a una sola organización, así que se conocen de antemano todos los usuarios que participan de la nube.

La administración del hardware se hace en tiempo real por los responsables del Departamento TI, con lo cual, se distribuye eficientemente la plataforma conforme se conectan los usuarios de la organización.

Los mejores 6 servicios de nube privada

ownCloud

Es una de las alternativas más populares de código abierto, su interfaz es sencilla y fácil de usar; además puedes modificar su apariencia ya que es personalizable, monitorear el registro de actividades, reproducir música y video, cuenta con una gran variedad de aplicaciones para android, muchas son de pago y otras gratuitas, detrás de OwnCloud hay toda una gran comunidad de developers que constantemente están actualizando la plataforma con nuevas mejoras.

Syncthing

Syncthing es una alternativa gratuita que puedes ejecutar en equipos que corran con Windows, Mac Os y otros sistemas operativos. Nos ofrece un alto nivel de seguridad la usar cifrado TLS, el proceso de sincronización es muy transparente y supervisado, así que desde donde sea que hagas la transferencia de archivos, llegará intacta hasta el equipo receptor.

Seafile

Es una plataforma bastante configurable, lo que la hace muy atractiva; la interfaz gráfica es también sencilla e intuitiva, se pueden crear grupos y usuarios, y darle configuraciones de acceso distinto a cada uno, organiza los archivos en “bibliotecas”, lo que hace muy fácil su búsqueda. Puede correr en distintas plataformas tanto de código abierto como privativas. Destaca por ser muy rápido en el proceso de sincronización de archivos.

Git-annex

Es una herramienta bastante simple que se utiliza para compartir altos volúmenes de archivos y los sincroniza con alta eficiencia; sin embargo, no es uno de los más usados.

SparkleShare

Es una herramienta gratuita y muy sencilla en cuanto a su uso, a diferencia de las alternativas anteriores, funciona bastante bien en una red de área local, lo cual le da un alcance bastante significativo. Corre muy bien en equipos de escritorio bajo Linux, y sincroniza muy bien los archivos.

OpenStack

Es un software muy completo con el cual se puede configurar fácilmente un servicio en la nube tanto público como privado, el usuario tiene la posibilidad de estructurar el servicio a su medida y conforme a esto paga.

Conclusión

La cantidad de alternativas de nube privada y además de código abierto nos permite la gran libertad de escoger lo que mejor nos convenga sin tener que preocuparnos por los términos de seguridad y confianza; ya que cada una de las alternativas son muy fiables. Es prudente entender a cabalidad el propósito del uso de las nubes privadas para obtener el mejor y mayor provecho de estas, así que se debe pensar en orden y estructura.

Referencias

searchdatacenter.techtarget.com/es/definicion/Nube-privada-nube-interna-o-nube-corporativa

https://searchdatacenter.techtarget.com/es/definicion/Nube-privada-nube-interna-o-nube-corporativa

Optimized with PageSpeed Ninja